Utilitzem galletes pròpies i de tercers per realitzar l'anàlisi de la navegació dels usuaris i millorar els nostres serveis. Al prémer ‘Accepte’ consenteix aquestes galletes. Podeu obtenir-ne més informació, o bé saber com canviar-ne la configuració, fent clic a Més informació
Principal   Cercar Tema   Hemeroteca   Àrea d'Usuaris
Cercador ràpid

El poeta Francisco Brines gana el Premio Cervantes: “Mi madre estaría muy contenta porque creía que no iba por el buen camino”

El autor de 88 años, último representante de la generación prodigiosa de los 50, obtiene el galardón más prestigioso de las letras castellanas, dotado con 125.000 euros

Mònica Torres

Mònica Torres

Galeria d'Imatges

No lo esperaba. Ni sabía quién podría estar llamando esta tarde a su casa en el campo, entre los naranjos de la población valenciana de Oliva, donde vive retirado. Cuando Francisco Brines, de 88 años, se ha percatado de que era el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, para anunciarle que había ganado el premio Cervantes, lo primero que ha hecho el poeta ha sido pensar en su madre. “He pensado que mi madre estaría muy contenta, le habría dado mucha alegría, porque alguna vez pensó que yo iba por donde quería; creía que no iba por el mejor camino y al final ha resultado que ha sido el mejor".
 
Habla el poeta por teléfono, con un hilo de voz, con dificultad, pero sin perder el humor, ayudado por Àngels Gregori, la directora de la Fundación Brines. “No me lo esperaba. Esto es como encontrar una aguja en un pajar. Igual que yo lo merezco, lo merecen otros. Por lo tanto, si te toca a ti es una suerte que te hayan puesto la mano en el hombro. Estoy muy contento también por todos los que han ganado el premio Cervantes anteriormente”, comenta a EL PAÍS desde su casa de Elca, el nombre de una partida rural de Oliva y el de su casa familiar, donde transcurrió su infancia y donde volvió en su vejez, convertida ya en fecundo territorio literario.
 
El escritor ha sido el vencedor de la 46ª edición del premio Miguel de Cervantes, el galardón más prestigioso de las letras castellanas, dotado con 125.000 euros. Su nombre ha sonado año tras año en las quinielas. No en vano, se trata de uno de los más importantes creadores de la literatura española de la segunda mitad del siglo XX, el último representante de la prodigiosa generación de los 50, de los niños de la posguerra española, que alumbró poetas como Jaime Gil de Biedma, J. M. Caballero Bonald, Carlos Barral, José Ángel Valente o Claudio Rodríguez.
 
El autor de El otoño de las rosas, también miembro de la RAE, ya ganó el Premio Nacional de Literatura en 1986. La última costa (Tusquets), Las brasas (La Palma), Yo descanso en la luz (Visor), Para quemar la noche (Universidad de Salamanca), Jardín nublado (Pre-Textos) o Entre dos nadas (Renacimiento) son otras de sus obras más destacadas.
 
 

Opinions Deixa la teua Opinió
No existeixen opinions per a aquest element.
Deixe la seua opinió
Títol
Valoració 0 1 2 3 4 5
  

Amunt OpinióOpinió Enviar a un amicEnviar a un amic TornarTornar

PARC DE PROVEÏDORS
AEPV    SEMPRE TEUA
Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0